El vestido y la tijera, after Dark.

Visité la exhibición Storylines del Guggenheim en una Art After Dark. En una noche de arte después de la oscuridad que se ofreció como oportunidad para pensar en la cuerda floja de siempre. El tránsito entre la necesidad de establecer distancia, entre la observación desconfiada -¿atemorizada?, siempre buscando entender, ubicar, encasillar- y el sentido de la curiosidad, el libre juego de […]